Home Cultura Esquerra Republicana se lía con una enmienda que ponía en peligro al cine catalán
Cultura - 12.12.2018

Esquerra Republicana se lía con una enmienda que ponía en peligro al cine catalán

El grupo retira en el último instante una modificación de la Ley de Propiedad Intelectual en el Senado, que amenazaba los contenidos nacionales en la televisión

Tras su paso por el Congreso de los Diputados, la nueva vida de la Ley de Propiedad Intelectual ha llegado al Senado antes de volver al Congreso para su aprobación final. El pasado viernes los senadores presentaron las enmiendas al trabajo que los diputados habían realizado antes. Entre las propuestas de los grupos a modificar la norma, Esquerra Republicana de Cataluña (ERC) ha defendido hasta el último instante algo que ningún grupo en el Congreso, ni siquiera el suyo, había planteado como posibilidad: la muerte de la reciprocidad en los derechos de autor con terceros países.

Esta figura defiende y asegura el control del uso de las obras de los titulares del Estado español en España y en el extranjero (en virtud de acuerdos de reciprocidad que suscriben con las entidades de gestión extranjeras). Lo que ERC proponía es retirar los derechos de autor a los creadores cuyos países no garanticen “un derecho equivalente a los autores españoles”.

Películas gratis

Lo llaman “principio de igualdad material en las relaciones con los Estados no comunitarios”. Esta medida que propuso el viernes pasado ERC afectaría, sobre todo, a las producciones de EE UU y, lo que es más alarmante, al cine europeo, español y catalán. El rebote es fácil de imaginar y por eso nunca se ha planteado: la medida libraría a las cadenas de televisión de pagar derechos de autor a Hollywood y, así, convertiría al producto nacional en el más caro y perjudicial para los beneficios de las propias cadenas, que programarían gratis a la industria cinematográfica que más produce y recauda.

Ninguno de los grupos parlamentarios del Senado consultado por este periódico estaría dispuesto a votar a favor de esta enmienda, que “podría generar un conflicto diplomático de tipo comercial con los americanos al derogar una remuneración que beneficia a los creadores americanos”, explican fuentes de las entidades de gestión a este periódico. Estas entidades aseguran que “sería más costoso emitir nuestro cine que el repertorio americano”.

La enmienda parte del senador Bernat Picornell que, en conversación telefónica con este periódico este martes a última hora de la tarde, aseguró que había tenido “poco tiempo para trabajarla”. Lamentaba que los diputados en el Congreso hubiesen tenido tres meses para crear sus enmiendas y que en el Senado sólo hubiese sido posible en una semana “de puente”. “No hemos acabado de estudiar las enmiendas aprobadas en el Congreso y hemos presentado estas enmiendas porque estamos viendo que nadie tiene claro el asunto. Pero si en el debate queda claro que la reciprocidad defiende los derechos de los autores retiraremos las enmiendas, porque una enmienda no es finalista. Una enmienda no es una propuesta de intenciones, es el inicio del debate”, explica Picornell.

Retirada ‘in extremis’

Lo que ha extrañado hasta en el propio cine catalán es el motivo por el que ERC quiere abrir un debate que no interesa a sus representados. Según ha podido saber este periódico varios creadores entraron en contacto con el senador para mostrarles su disgusto. El propio Picornell reconoce que era consciente de que tendría problemas de interpretación con la medida, “pero es la única forma que tenemos de debatirlo”. “Pero si afecta a los autores catalanes, lo retiraremos sin duda. La semana pasada el jueves fue puente, el miércoles apenas pudimos verlo y hemos ido demasiado deprisa. Quizá esta enmienda debería haber ido en otra línea”, añadía al otro lado del teléfono desde el Senado.

A los pocos minutos de mantener esta conversación con el senador de ERC, desde su gabinete comunican al periodista por Whatsapp que “después de terminar de hablar con entidades y afectados, hemos aclarado algunos puntos y la conclusión es que con esto no se garantizan los derechos del tejido que justamente queremos proteger”. Así que, cinco días después de presentar la enmienda al artículo 199 y a un día de la ponencia y votación, deciden retirar la propuesta que podría haber dejado al cine catalán sin cuota de pantalla.

En EE UU existen los derechos exclusivos y en Europa los derechos por remuneración. Al otro lado del Atlántico los derechos son del productor, dado que los sindicatos son muy fuertes. Están sindicados también los productores, porque todos los componentes de las producciones tienen una obligación salarial muy regulada. Todo está tasado por los sindicatos y esto en Europa no existe. Aquí son los derechos de remuneración los que velan por los autores y son repartidos en las entidades de gestión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

Todo lo que fue sagrado se va perdiendo en los bolsillos

Del mismo modo que la literatura dejó de ser sagrada cuando el público alfabetizado descub…