Home TV/Televisión El mesías Abascal y sus 12 discípulos en Vox: del odontólogo negro a la madre de siete hijos
TV/Televisión - 6 días ago

El mesías Abascal y sus 12 discípulos en Vox: del odontólogo negro a la madre de siete hijos

Santiago Abascal y sus 12 discípulos.

Vox, durante la campaña, habló de “reconquista”. El cambio, decían, comienza en “Andalucía”. Creíble (o no), las palabras de Santiago Abascal hace menos de un mes se han traducido en un vuelco electoral sin precedentes. El peor resultado histórico del PSOE (se hizo con 33 escaños, 12 menos que en 2015) viene aparejado de un posible ejecutivo de centro-derecha (PP, Ciudadanos y Vox). ¿Qué quiere decir esto? Que la llave de la gobernabilidad la tendrá el llamado “quinto partido”. Pero bien, culminado el ‘milagro’, ¿quiénes son los 12 discípulos de Vox (tanto a nivel regional como nacional)? ¿Quiénes son los que han aupado a la formación nacida en 2013? Vamos a ello… 

Santiago Abascal, el mesías 

Es el rostro más reconocible de la formación, el presidente (según el organigrama del partido), la persona que cabalga a caballo para “reconquistar” España. Nacido en Bilbao (1976), está casado (por segunda vez) y tiene cuatro hijos (dos de cada mujer). Le gustan los toros, es simpatizante del Real Madrid, católico y ensayista. Ha escrito varios libros sobre política e ingresó en el Partido Popular cuando tenía apenas 18 años. Allí hizo carrera como presidente de las Nuevas Generaciones (del 2000 al 2005) y fue miembro de la ejecutiva en el País Vasco. Pero en 2013, abandonó el partido en desacuerdo con los casos de corrupción, la política de ETA y la actitud con nacionalistas vascos y catalanes. Acusó a Mariano Rajoy de “traicionar las ideas” y fue fundador de Vox junto a José Antonio Ortega Lara, José Luis González Quirós o Ignacio Camuñas. 

Santiago Abascal, durante un acto de Vox.

Javier Ortega Smith-Molina, el activista jurídico

De padre español y madre argentina, es abogado (estudió Derecho en la Universidad de Alcalá de Henares) y fue candidato a la Alcaldía de Madrid en las elecciones de 2015 –además de a las generales de ese año–. Como secretario general del partido, su protagonismo ha venido dado por su activismo político. Junto con Santiago Abascal, en 2014, retiró los bloques de hormigón que Gibraltar arrojó al mar en 2013 para impedir que los pescadores españoles pudieran faenar en la Bahía de Algeciras. Tras ese incidente, volvió a Gibraltar –pese a que tenía prohibido ir– a desplegar una bandera de España de grandes dimensiones (18×11) encima del Peñón. Abandonó la zona a nado antes de ser arrestado. 

Javier Ortega, durante un mitin de Vox.

Iván Espinosa, el toque internacional de Vox

Es, dentro de la formación, el vicesecretario de relaciones internacionales. Habla tres idiomas –es bilingüe en inglés–, estudió Económicas y Empresariales en Estados Unidos, y profesionalmente ha pasado por puestos de responsabilidad en empresas auditoras, de capital riesgo e inmobiliarias (Arthur Andersen, Schoreders o McKinsey). Es fundador de la formación, se declara monárquico, le gusta el deporte (rugby, fútbol y tenis), tiene familia numerosa y es a la primera persona que siguió la cuenta de Twitter de su partido. Viene de familia política (su padre fue presidente de Iberia y Alto Comisionado del Gobierno para la marca España). Su experiencia le ha aupado como uno de los grandes activos del partido. 

Iván Espinosa, el responsable de Internacional en Vox.

Ortega Lara, el fundador (en mayúsculas) 

El funcionario de prisiones, secuestrado por ETA durante 532 días entre 1996 y 1997, militó en el PP entre 1987 y 2008. Después, como miembro del Comité Ejecutivo Provisional, fundó Vox junto a Santiago Abascal, José Luis González Quirós e Ignacio Camuñas. Aunque no tiene un puesto concreto dentro de la formación, sí que está a disposición del partido. 

Santiago Abascal junto a Manuel Mariscal.

Ignacio Garriga, el ecuatoguineano catalán de Vox

Clotilde, su madre, llegó a Barcelona desde Guinea Ecuatorial junto a sus siete hermanos para poder tener un futuro. Sus padres, Mercedes y Pablo, los mandaron a España para que progresaran. Y él, Ignacio, se comprometió con Vox. Junto a su mujer, se pagó la campaña para ser alcaldable en San Cugat del Vallés –la única junto con la de Barcelona– y se metió de lleno en el partido. Odontólogo de profesión, es vocal de la formación, conferenciante en la Universidad Internacional de Cataluña y se dedica a la dirección de la gestión médica. 

Ignacio Garriga, durante un acto de Vox.

Francisco Serrano, cabeza de lista en Andalucía

Cabeza de lista por Vox, entró en el partido en 2014 y se presentó como candidato en 2015. Entonces, cuando la formación era residual, quedó en novena posición, muy lejos del éxito actual. “Para que triunfe el mal, sólo es necesario que los buenos no hagan nada”. Entonces, utilizó esta frase de Martín Luther King para ilustrar las razones que lo habían llevado a la política. Durante este tiempo, la polémica ha alumbrado su carrera. Ha luchado contra lo que él considera el “lobby feminista” y fue muy crítico con las leyes impulsadas por le gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero. Fue inhabilitado por el Tribunal Constitucional durante dos años por prevaricar con la tutela de un menor de padres separados. 

Francisco Serrano, número 1 en Andalucía, con Santiago Abascal.

Luz Belinda Rodríguez, la militar que alumbra Almería

El periódico regional Almería Hoy la acusaba de no dar entrevistas “por falta de tiempo”. Es más, argumentaba que, mientras el resto de partidos sí podían atender a la prensa, ella no lo hacía. Nacida, precisamente, en Almería (1980), formó parte del Ejército del Aire. Sin embargo, lo dejó. ¿El motivo? Para ser madre y ama de casa. Casada con un miembro de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, tiene dos hijos de 16 y 10 años respectivamente. Ha vivido en Melilla, Algeciras o Almería. Es, además, estilista, vigilante de seguridad y escolta privada. 

Luz Belinda Rodríguez, responsable en Almería.

María José Piñero, al margen de la huelga feminista

Presidenta de Vox Sevilla y segunda cabeza de lista en las andaluzas, es médico, está casada y es madre de siete hijos. Se hizo viral por grabar un vídeo en el que se oponía a la huelga de la mujer el 8 de marzo. En sus palabras, consideraba que “no tenía sentido” manifestarse porque España, “por sus raíces cristianas”, es una “sociedad fermento de los derechos humanos”. “Hombre y mujer tenemos las mismas oportunidades. Lo mejor en el día de la mujer es que lo pasemos trabajando”, concluía en su vídeo. 

María José Piñero, de Vox, contra la huelga feminista del 8 de marzo

Rocío Monasterio, con esposas contra Puigdemont

Presidenta de Vox Madrid, madre de cuatro hijos, arquitecta y fundadora de varias empresas (Rocío Monasterio y Asociados, y Luxury Rentals), inicia su actividad política con la fundación de Foro Generación del 78. Colabora, además, con la Fundación Renacimiento Demográfico y Fundación Madrina, y es vicesecretaria nacional de Acción Social. Entre sus batallas, la lucha contra el independentismo catalán. Rocío, durante una conferencia de Carles Puigdemont, apareció con unas esposas denunciando el “incumplimiento de la ley de los separatistas”.  

Rocío Monasterio, en un fotograma de TVE durante su protesta.

Manuel Mariscal, el artífice del crecimiento de Vox en las redes

Vicesecretario de Comunicación y responsable de prensa del partido, estudió periodismo en la Universidad Complutense de Madrid y es la persona que maneja desde la sombra el torbellino mediático de Vox estos días. Natural de Talavera de la Reina (Toledo), controla las redes sociales de la formación y fundó el portal Politizen. Se formó en el Partido Popular, gestionando la cuenta de Esperanza Aguirre y después fichó por la formación de Santiago Abascal. Ha conseguido que Vox cuente con 135.000 seguidores en Twitter y casi 200.000 en Facebook

Manuel Mariscal, responsable de prensa.

Cristina Seguí, la periodista simpatizante de Vox

El fenómeno Vox no sólo ha crecido por el activismo de sus miembros, sino también por su exposición mediática. En ese sentido, una de las portavoces nacionales de la formación ha sido Cristina Seguí, simpatizante y colaboradora en diferentes webs y tertulias. Fue fundadora y miembro del Comité Ejecutivo de la Formación. Después, dimitió, pero sus ideas no cambian. Se define “capitalista contra la corrección política e ideología de género”. Ha sido, sin duda, una de las responsables del alzamiento de la formación liderada por Santiago Abascal, al que apoya pese a su abrupta salida del partido. 

Cristina Seguí, militante de Vox.

Morante de la Puebla, el torero de Vox 

El torero ha querido dar su apoyo a la formación política con múltiples gestos. Él fue el que le dejó a Santiago Abascal sus caballos para que grabara un vídeo en el que iniciaba “la reconquista” de Andalucía. Y él, también, fue el que paseó con el líder de Vox por Sevilla durante la jornada electoral. Ambos acudieron a los colegios a depositar su voto y han coincidido en mitines del partido. Por ejemplo, en Vistalegre

Esta mañana visitando mesas electorales y dando un paseo por #Sevilla con el maestro Morante. #AndalucíaPorEspaña #EleccionesAndalucía pic.twitter.com/laxUZ2SGMy

— Santiago Abascal (@Santi_ABASCAL) 2 de diciembre de 2018

José María Llanos, líder en Valencia 

Doctor en Derecho, licenciado en Ciencia Política y profesor en la Universidad de Derecho, es la cabeza visible de la formación en Valencia. Una de sus grandes luchas pasa por derogar el matrimonio homosexual. Así lo exhibe en su cuenta de Twitter, donde tiene fijado un tuit en el que le pide a la Generalitat que lo sancionen, y escribe: “Sólo hay dos sexos, padre y madre. La familia no es tradicional; es natural”. 

José María Llanos, en un mitin en Valencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

La maniobra de Pablo Iglesias para legitimar unas primarias a medida y sin oposición

El Podemos, Pablo Iglesias, a su llegada al al Congreso de los Diputados, en el que se cel…